BRASIL: ECONOMÍA DIVERSIFICADA Y SOSTENIBLE 
 
Brasil tiene una economía diversificada, instituciones sólidas y seguranza jurídica para los inversores nacionales y extranjeros. Estas cualidades, combinadas con políticas sociales innovadoras y que son referencia, especialmente para los países en desarrollo, hacen Brasil se fortalecer como una de las mayores economías del siglo XXI y a desempeñar un papel estratégico en el escenario económico mundial. 
 
Con un vigoroso mercado consumidor, Brasil se destaca por el desarrollo de tecnologías innovadoras en diversos segmentos industriales y de servicios, como en la industria de exploración de petróleo, biotecnología, aviación, telecomunicaciones, automatización de bancos, agroindustria y biocombustibles, además de otros. Rico en recursos naturales, Brasil es un grande productor de alimentos y tiene una amplia base industrial y tecnológica, moderna y diversificada y destacase cada vez más también en el escenario mundial en segmentos de la economía creativa.
 
Líder en la producción mundial de petróleo en aguas profundas y superprofundas, el país se posiciona también como el mayor productor mundial de biocombustibles. La diversificada matriz energética brasileña es la más limpia entre todos los países. Mitad de la energía consumida en Brasil viene de fuentes renovables. Actualmente, más de 90% de los vehículos licenciados en Brasil son equipados con motores flexfuel.  
 
La creatividad y la diversidad cultural son marcas brasileñas presentes en la industria, en la tecnología y en los servicios producidos en el país. Son características que contribuyen para la economía brasileña ser cada vez más innovadora, competitiva y sostenible.