La industria de iluminación en Brasil ha empezado en el inicio del siglo XX. La primera industria brasileña de arañas de lámparas y arandelas de alabastro fue fundada en 1931. Desde entonces, el sector creció y se fortaleció. Llegamos al siglo XXI con más de 600 industrias en actividad que generan más de 37 mil empleos (incluyendo la cadena productiva de luminarias, reactores y lámparas). 
 
Luminarias representan 61% de la facturación del sector. Lámparas 28% y reactores, 11%.                                                
 
La mayoría de las industrias están concentradas en São Paulo y representan 58% del total en que 25% están ubicadas en los Estados de Rio Grande do Sul, Santa Catarina, Rio de Janeiro, Paraná, Minas Gerais, Bahía y Pernambuco. Las 17% que quedan están en el interior del Estado de São Paulo. 
 
En relación a las lámparas, el sector tiene en cuenta los cambios y tendencias. Acompaña la extinción progresiva de las lámparas incandescentes que deberá ocurrir en Brasil hasta 2016 y la sustitución por aquellas ya consolidadas fluorescentes compactas, que ahora ganaran la compañía de aquellas con tecnología LED. Los cambios ocurridos en los diseños de luminarias, arañas de lámparas y proyectores, debido a la adopción de los LED (fuentes de luz en miniatura que pueden ser inseridas en las más diversificadas formas), marcan una nueva era en los productos brasileños de iluminación que están llegando al mercado.